Categorías
Avanzados

Preparacion para el alto nivel I

Clases para mejorar tu nivel y alcanzar tus metas. Preparadas por el MI Alejo De Dovitiis

Introducción

El ajedrez es un juego de muchos siglos, sin embargo, la FIDE (Federation Internationale des Echecs) nació en 1924 en la ciudad de París. Hoy tiene casi 200 federaciones miembros de los cinco continentes y se calcula en 1000 millones la cantidad de jugadores en todo el planeta.

El campeonato mundial como título apareció en el match Steinitz vs Zukertort, en Nueva York 1886, siendo organizado por la Federación mundial desde la década del 20.

Con el correr de las décadas aparecieron los títulos de maestros: Gran Maestro, Maestro Internacional y Maestro FIDE; los de árbitros y ahora lo de entrenadores.

Seas aficionado/a, jugador de club o ajedrecista competitivo puedes tomar al ajedrez como juego, arte y/o ciencia.

Intentaré en estos textos ver al ajedrez desde esos tres prismas. 1- Cuestiones del entrenamiento

El ajedrez tiene valores innatos y otros alcanzables mediante su práctica y estudio:

Innatos                                                               Alcanzables

AutocontrolBuena condición mental y de salud
Habilidad para pensar en abstractoNervios fuertes y buena memoria
Actividad mental intensaAutoconfianza y control ante urgencias
Manejo de la voluntadIntuición más desarrollada
Distribución apropiada de la atenciónPotenciación de la objetividad
Creatividad para la combinación y el dinamismo.Autoanálisis emocional

El talento tiene incidencia, pero la superación lograda mediante la práctica, la formación y el conocimiento es primordial.

A ello se le debe sumar el cuidado físico sea haciendo gimnasia (3 veces a la semana de 1 hora), la práctica regular de algún deporte o rutinas de caminatas de 1hora o 1 hora y media en tres o más ocasiones para oxigenar la sangre, ejercitar el cuerpo, reducir el colesterol malo LDL, mejorar la focalización en un asunto y el uso de la memoria, además de generar endorfina (sustancia que reduce el dolor físico y emocional, a la vez que mejora el ánimo).

Los períodos de entrenamiento, o en su caso de máximo rendimiento en una actividad, debe tener presente el tema del sueño y las tres categorías en que ha dividido la ciencia médica a las personas:

Alondra:Búho:Arrítmicos:
Son         muchos         másAlcanzan      su      máximaSus procesos mentales no
eficientes la primera mitadperformance        en        ladeparan una mejor o peor
del día, decayendo en latarde/noche. Se acuestanperformance en un horario
segunda. Un 25% de latarde. Son el 30% de ladeterminado. Abarcan al
población es así.población.45% de la población.

En general, los ajedrecistas top son de la clase búho, dado el normal horario de competencia vespertino y, por ese motivo, suelen adaptar acorde a ello su rutina de entrenamiento.

Es de mencionar el consejo por el cual, para desconectar tu mente a la noche y poder dormir, sin pensar en tus problemas, proceder a anotarlos uno por uno en una hoja, cosa de abordarlos a la mañana siguiente, intentando sacarlos de la mente durante el pernocte.

Ni la cafeína ni el alcohol son recomendables a pocas horas de ir a dormir, ya que pueden impedir o alterar el sueño.

Una siesta, entre el almuerzo y la partida suele ser recomendable (1 hora u hora y media) a menos, que el tiempo de recuperación para tener muy atento sea muy prolongado para el jugador (por ejemplo: no puedo dormir de 1330 a 1430 si la partida es a las 15hs y mi cuerpo suele tardar en despertar y estar con todas las luces prendidas).

La clave ha de ser, estudiar y entender el biotipo de cada persona y adaptar su trabajo a él. Procurar grandes cambios de horarios es posible de forma paulatina y progresiva, jamás de manera abrupta.

Por otro lado, pero no menos relevante, hemos de encontrar a la alimentación.

Los vegetales, las frutas, las fibras naturales han de ser pilares, y por qué no una carne de pescado, ave, vaca, puerco o pavo pueden armar un muy buen almuerzo o cena.

El agua, los productos lácteos y el té (principalmente negro o verde) deben consumirse semanalmente.

Pocas veces en la actualidad, una comida repone la cantidad de vitaminas y minerales que se pierden mientras se juega una partida de torneo. Para cumplir con esa necesidad tenemos 5 alimentos muy nutritivos a saber:

 Ajo: Esta hierba debiera consumirse a diario ya que ayuda a reducir la presión arterial, previene la formación de plaquetas, baja el nivel de triglicéidos, como el de colesterol malo, además de mejorar la actividad coronaria. Como suele tener gusto fuerte, sirve para morigerar el uso de sal en las comidas. 
 Salmón: es una carne mucho más saludable que la vacuna que contiene el potente Omega 3 para prevenir los ritmos erráticos del corazón, la formación de coágulos de sangre, mejora la ratio del colesterol bueno por sobre el malo. La combinación de aceites de pescados (Omega 3) más aceite de la planta borraja (Omega 6) y el aceite de oliva (Omega 9) es excelente hecha en su justa medida. 
 Berries y cherries: estos frutos son altos en polifenol que sirve para rebustecer los vasos sanguíneos. Se puede comer solos o en mermeladas, y son siempre saludable para el corazón. 
 Quinoa: es una semilla excelente en magnesio, lo que cuida nuestros vasos de sangre y de otras enfermedades. Asada con vegetales y pollo es una muy buena receta para robustecer la salud. 
 Cacao caliente: posee dos veces la cantidad de antioxidantes del vino tinto y tres las del té verde. No es malo frío, pero se potencia al tomarlo caliente. Intente no usar azúcar o, si le pone alguna cucharada, trate que el chocolate sea 100% puro. Durante la partida se puede ingerir algo de cafeína en tazas de té o café, pero el chocolate se metaboliza de manera mucho más rápida y por ello también se torna preferible a otras infusiones. 

Carbohidratos, proteínas y otras especies son necesarias, pero sobre todo hay que tener equilibrio entre una y otras. Dentro de las verduras destacan las verdes: berro, brócoli, espinaca; en el caso de las frutas, aparte de las berries ya expuestas, suma mucho la banana por su potasio, la manzana y la vitamina C de los cítricos. No es bueno jugar con el “estómago vacío” pero mucho peor es hacerlo lleno.

Hay quienes necesitan ingerir alimentos antes de jugar y para ello se recomienda hacer entre 90 y 60 minutos antes de iniciar la competición.

Pensar en estos detalles mejora todo integralmente. Cuerpo y mente alineados, en buena forma llevan de manera inevitable a un mejor ajedrez.

El talento es otra cosa, importante en el acervo de un ajedrecista, pero que se debe complementar con esfuerzo, trabajo, dedicación, voluntad y otros ingredientes que son tan o más vitales que el citado talento.

Kasparov suele afirmar que su principal talento ha sido su enorme e incansable capacidad de trabajo, por encima de otras virtudes que le han elogiado.

Uno de los entrenadores de FIDE, el gran maestro griego, Eftratios Grivas resalta que hay que ser terco, inclaudicable en las ganas de superarse (y cita un 0/13 que hizo de niño en el año 1979, superando mi 0/9 de 1983). Según él, un buen entrenador debe hacer saber a su alumno/a que el talento no existe, que lo único que vale es la pericia y la educación en la materia.

Humildemente creo que, el talento vale, pero hay que ponerlo a prueba, hacerlo esforzar para extraer de él lo mejor. Y dentro de esta óptica hay que indagar cuáles son los verdaderos intereses de la niña/o para poder viabilizar ese talento que puede estar escondido o ya saliendo a la luz.

(Con el mouse, boton derecha se abre la leccion en una pantalla grande)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *